Temp: 13 °C   H: 58%

Pronóstico

14:00 a 17:00

Radio portable

Carlos Morzán

14:00 a 18:00

Bichos de Radio

Verónica Encinas

13-08-2011 | 08:00 hs. | El guitarrista participará de los 80 de LT10

Luis Salinas: “El Flaco Spinetta me hizo escuchar un sueño”

El virtuoso instrumentista habló de la entrañable relación que tiene con Carlos “Negro” Aguirre. El compositor reflexionó sobre su último disco y relató con lujo de detalles el día que compartió el escenario con BB King.

Autor: Luciano Lazzarini |  Fuente: LT10

Luis Salinas

Luis Salinas

    

Luis Salinas (BB King y Chucho Valdéz)

Luis Salinas (concierto 80 años LT10)

Luis Salinas (el disco Sin Tiempo)

Es uno de los guitarristas más fascinantes que dio la música popular argentina, de la estirpe de los Oscar Alemán, de los Cacho Tirao y de los Horacio Malvicino. Logró uno de los mayores anhelos con los que sueña cualquier músico: su sonido tiene un sello propio y con solo escuchar algunos fraseos se lo identifica con claridad. En su música fluyen con naturalidad las cadencias jazzeras, tangueras, criollas y salseras. Esa maravillosa fusión de sonidos hace de Luis Salinas un violero único en su especie.

Luis Salinas participará junto a Carlos "Negro'' Aguirre (piano, teclado, acordeón y voz), Ramiro Gallo (violín), Juan Pablo Di Leone (flauta), Fernando Silva (bajo y cello), Gonzalo Díaz (batería), Eduardo Bavorovsky (percusión) y la cuerda de tambores de Paraná conformada por Carolina Heinrich, Andrés Maín y Natalia Damadian, de los festejos por los 80 años de LT10. La cita es este miércoles 17 de agosto, a las 20hs, en el patio del rectorado de la UNL que está pegadito a la emisora universitaria. El concierto será libre y gratuito.

_ ¿Qué sentiste cuando Carlos “Negro” Aguirre te invitó a sumarte a este grupo de músicos que se van a juntar especialmente para festejar los 80 años de LT10?


_ Yo tengo una debilidad por el Negro Aguirre. Hace muchos años que nos conocemos y vivimos muchas situaciones. Recuerdo que alguna vez, como no teníamos escenario para presentarnos, tocamos en la rambla de Mar del Plata. Con el Negro, nos conocemos bien de abajo. Entonces, cuando veo el terrible músico en el que se convirtió me pongo muy feliz y orgulloso de ser su amigo. Y que él me llame, como si fuera un manager es una cosa muy divertida, muy linda, muy especial. Va ser un placer tocar con el Negro Aguirre. Tengo muchas ganas de ir a Santa Fe para tocar con el Negro y regalarle un concierto a la gente de esta ciudad que ama la música.

_ ¿Con Ramiro Gallo te cruzaste en algún escenario?

_ No, por lo tanto la noche del miércoles que viene será una situación especial. Así que seguramente armaremos dúos, tríos y nos sumaremos al grupo.

_El otro día, charlando con Carlos Negro Aguirre recordábamos las noches en que se presentaban juntos en el bar Oliverio (en Capital Federal). ¿Podrías contarnos cómo fue aquella historia?

_ En la época del mundial 90, tocábamos los sábados en un boliche de Constitución y los domingos en Oliverio, hasta cualquier hora. Y el día que jugó Argentina con Brasil, tocamos el sábado toda la anoche, desayunamos en el bar, luego nos invitaron con un asado para ver el partido y luego nos fuimos a Oliverio. Es decir, que estuvimos dos días sin dormir, tocando y pasándola bien. Esto volvió a ocurrir cuando jugó Argentina e Italia. Aquellos tiempos fueron maravillosos, musicalmente hablando. El Negro Aguirre es un músico universal que tiene su raíz pero puede ir para cualquier lado. Él puede tocar folklore, jazz, blues, etc. Para nosotros la música no tiene fronteras, lo importante es que sea sincera. Lo importante es tocar lo que uno ama. Nuestros encuentros siempre fueron desde el amor a la música y la amistad. Este concierto será una ocasión muy especial para volvernos a encontrarnos.

_ Luis, me gustaría que hablemos de tu último trabajo discográfico titulado “Sin tiempo”. ¿Cómo fue el proceso de creación y grabación de este disco triple?


_ El disco anterior a este había estado dedicado a la música argentina. Fue un disco quíntuple. Hacía cuatro años que no entraba al estudio para grabar. Luego de tantas versiones sobre música argentina tenía ganas de tocar algunos temas míos y volver un poco al latin jazz. Este disco lo grabé en el estudio de Lito Vitale. Debo reconocer que Lito se portó como un hermano. Me prestó el estudio como quién te entrega la llave de tu casa y se va por un tiempo. En el estudio se fue cocinando “Sin tiempo”. Primero hicimos el disco acústico y luego armamos el eléctrico. Tuve la colaboración del Negro Lozano (que es mi compadre), de Cristian Gálvez (un bajista chileno) y Jota Moreli, con quién toco desde hace muchos años pero nunca habíamos grabado juntos. Fue maravilloso lograr este encuentro de músicos. Luego, tuve una charla con Luis Alberto Spinetta y me ofreció su estudio de grabación para hacer la mezcla del disco eléctrico. Estar en el estudio de Luis, que es parte de su casa, es mágico. A él le gustó uno de los temas y me dijo que le había hecho una letra. Recuerdo que me mandó un mail con la letra en el que decía, “si es aceptada la podemos mejorar”. Para mí, esto ya era la gloria. Y cuando nos juntamos en el estudio, lo cantó. Cuando él termino de cantar el tema yo le dije: “gracias por hacerme escuchar un sueño”. Para mí es muy fuerte que Spinetta le ponga letra y cante un tema de mi obra. Recuerdo que le dije: “maestro, esto es mucha letra para mi tema”. Estas son experiencias que te marcan para toda la vida. Es difícil explicarla con palabras. Y además, en este disco hay un tema que le dediqué a Tomatito y el Churri (Diego Amador). Cuando Diego Amador estuvo en Argentina, escuchó el tema y me preguntó si podían hacer una versión con Tomatito. Así que ellos me regalaron una versión de este tema. Este fue otro lujo que me di en este disco. Tener a Spinetta, Tomatito y el Churri en el disco, es una bendición para este obra

_ Otra particularidad de “Sin tiempo” es que fue editado por un sello propio.

_Sí, es verdad. Es el primer disco que saco en mi sello. Muchas de las cosas que pasaron se dieron casi por casualidad. A veces uno planifica y las cosas no se dan. Hacer un disco triple no es fácil.

_ Es un gesto de generosidad, maestro.

_Ocurre, que yo no pienso en vender discos. Yo los grabo cuando los siento. Este disco superó todas mis expectativas. “Sin tiempo” se vendió muy bien. Es más, tengo que fabricar de nuevo porque no tengo más copias.

_ No es fácil vender disco hoy con las descargas online.

_ Con esto tengo una doble sensación. Cuando alguien me dice que tiene 90 temas míos en un mp3 por un lado le reclamo que compre los discos y por otro, me encanta que tenga la música.

_ A lo largo de tu carrera, te has podido dar muchos lujos musicales. Por ejemplo, tuviste la oportunidad de compartir escenarios con BB King. ¿Podrías recordarnos aquella experiencia?

_ Por aquellos tiempos yo había grabado el disco “Salinas”. Y un día estaba en las oficinas de Universal y me preguntaron si me gustaría tocar con BB King. Yo les dije que me encantaría pero que me gustaría que BB King esté de acuerdo y no sea un encuentro fabricado por la compañía musical. Al final, me mintieron. Me dijeron que BB King había aprobado la participación. Entonces viajé a Brasil para tocar con BB King. Recuerdo que era la primera vez que tocaba en Brasil. Era demasiado para mí. Cuando saludé a BB King el miró el disco “Salinas” y me dijo “si te produce Tommy LiPuma es porque tocas bien. El me dijo que yo iba a ingresar al concierto en el último tema y si la gente me aprobaba seguimos un rato. Esto me generó una gran presión. Les recuerdo que estábamos en Río de Janeiro y había 5000 personas congregadas. Además, yo no soy un blusero. Pero cuando él me invitó yo sentí una gran paz y toqué muy tranquilo. Al final, tocamos cinco temas juntos. Fue algo increíble. Hasta me agarró de la mano y me llevó a saludar a la gente con él. Luego fuimos a tocar a San Pablo. Recuerdo que le confesé que no era un blusero y él me dijo “me gusta tu forma de tocar porque sos sincero”. Y esta serie de conciertos finalizó en el Gran Rex con Pappo como invitado. La verdad, es que sentí que cerró un círculo. Fue una experiencia increíble.

_ Otra maestro de la música mundial con el cuál compartiste escenario y que manifestó ante la prensa la admiración por tu música es nada más ni nada menos que Chucho Valdéz.

_ Chucho Valdéz es uno de los tipos más generosos que conocí en mi vida. Él es como el Piazzolla cubano. Recordemos que Chucho es el creador del grupo Irakere (los que revolucionaron el latin jazz). A él le hablaron de mí, se armó una reunión, me escuchó y me invitó a tocar con él pro la noche. Recuerdo que tocamos el tango Garúa que terminó en tono salsero. Luego de este concierto me invitó a Cuba. Y de golpe me encontré en la Habana tocando junto a Irakere. La última vez que fui a Cuba abrí el festival de Jazz junto a su grupo y el contrabajista Javier Colina. La experiencia con Chucho Valdéz también fue increíble.

_ Tendría que grabar algún disco con Chucho Valdéz, maestro.

_ Se habló de grabar pero lamentablemente, no pudimos coordinar su agenda. Él es un músico muy solicitado. Pero antes tendría que grabar un disco con el Negro Aguirre.

Arriba

Editoriales
más columnistas
Correo

Marisa Cubalo

Acabo de leer en el portal que detuvieron a un joven en situacion de ca..

MANUEL ARMANDO PIZARRO

Señor Gobernador de la Provincia de Santa Fe Dr. Antonio Bonfatti S. ..

Encuestas

¿Usted piensa que Sabella debe seguir al frente como DT de la selección?

Ver otras encuestas

lt10digital.com.ar

© COPYRIGHT 2010-2014 I2T. Todos los derechos reservados.